NO HAGAN OLAS

J. M. Dorado

Tradicionalmente las gentes de moral alternativa gritaban ¡agua, agua! tras detectar la presencia de los agentes de la Ley en sus dominios. En la Zaragoza de la Expo 2008, sin embargo, se produce una inversión de este orden cronológico: basta repetir la palabra agua e inmediatamente aparecerá una dotación policial para interesarse por las personas a quienes la boca se les hace agua.

concentración contra el dragado 03/07/08

Foto: Chabi Nogueras//Concentración contra el dragado del Ebro que no fue autorizada por Delegación de Gobierno ( Zaragoza, jueves 3 de julio de 2008 )

concentración contra el dragado Zaragoza 03/07/08

Foto: Chabi Nogueras

Habrá que tener cuidado con el tono de voz al pedir una agua mineral fresquita en la terraza de verano, no sea que la autoridad competente se persone ipso facto para identificar a los clientes y disolver esa concentración de sedientos apostados tras una barricada de mesas y sillas.

Y es que el delegado del Gobierno, Javier Fernández, ha superado la disyuntiva entre injusticia y desorden que tanto inquietaba a Goethe. Las injusticias que no se manifiestan, no existen: es el nuevo Orden Púdico.

Así hemos podido no asistir durante la primera semana de julio a los actos organizados por el Foro Mundial de las Luchas del Agua en protesta contra las actuaciones en América de ENDESA, patrocinadora de la Expo, o las omisiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro ante el nuevo dragado del río al que se supone ha de proteger.

Tal es el celo aguafiestas de la Seguridad en Zaragoza, que la Capital Mundial del Agua ha sido la única ciudad de Europa que no pudo celebrar su Big Jump el pasado domingo 6 de julio. La convocatoria reclamaba unos ríos limpios donde los ciudadanos se puedan bañar. Un deseo bienintencionado que se supone la Directiva Marco del Agua hará realidad en 2015. “Ríos vivos y disfrutados por sus gentes…”, pero ¿no era éste uno de los objetivos de la Expo? Mejor abortar por si acaso el Gran Chapuzón, no fuera a salpicar a los gestores del macroevento de enfrente.

Queda claro, pues, que si hay que salir a la calle a reivindicar algo, más vale enfundarse una camiseta roja. Entonces cualquiera pude cortar el tráfico, subirse en el capó de un coche, hacer todo el ruido que pueda mientras va de botellón y vaciar las papeleras por las aceras para emplearlas como un tam-tam. Hasta podrás bañarte en las fuentes públicas sin comunicación previa a Delegación de Gobierno. Eso sí, no se te olvide proferir vivas al Rey y a España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: