CAPITÁN BORRAJAS Y PEZ TILENTE EN: “DECONSTRUCTING DAY”

LA ÚLTIMA ENTREGA DEL SERIAL “HACIENDO AGUAS EN 2008”
Guión y Dibujos de Neuroko para Diagonal Aragón

¿Recuerdan al visitante que llegó de más allá del cuarto cinturón?… ¡pues ha vuelto y se ha traído a sus amigos para el cierre de la Ezpo!

¡Pasen y vean el final de las aventuras del Capitán Borrajas y su inseparable Pez Tilente!
(pinchar sobre las imágenes para ampliarlas)

¿Continuará…?
Lo sabremos próximamente en:
http://www.diagonalperiodico.net/aragon/

Anuncios

9 comentarios to “CAPITÁN BORRAJAS Y PEZ TILENTE EN: “DECONSTRUCTING DAY””

  1. CAPITÁN BORRAJAS EN: “EL VISITANTE DE MÁS ALLÁ DEL CUARTO CINTURÓN” « La Expo desde abajo Says:

    […] CONTINUARÁ… […]

  2. elvira Says:

    ¡Qué viñeta tan premonitoria! Deconstructing day… mejor dicho “destructing day”.
    Esta es de traca. Por lo que me acaba de contar un compañero, que era responsable de uno de los pabellones, la noche del domingo en la Expo acabó como el rosario de la aurora. Si según la prensa, la muestra se ha cerrado “sin incidentes importantes”, no sé qué concepto deben de tener de lo que es un incidente. Casi el único que se acerca es El Periódico que titula “Emoción en la despedida”…

    La noche del domingo, tras el espectáculo de clausura, miles de trabajadores polivalentes de la Expo estuvieron de fiesta en el propio recinto. A las tres de la mañana, y después de que el alcohol hiciera su efecto, hordas (y no es una metáfora) de trabajadores alcoholizados la emprendieron con los pabellones: unos a destrozar lo máximo posible, y otros a arramplar con los objetos de valor que pudieran. Ni la policía, que iba a porrazo y patada limpia podía contenerlos, ni el personal de los pabellones daba abasto para proteger sus cosas frente a los robos y los destrozos. Al final fue una pelea de todos contra todos, una verdadera fiesta de la destrucción, que seguramente dejó a varios heridos en los hospitales, por la magnitud de los incidentes que vieron los que se pusieron a salvo.

    ¿Por qué será que no aparece nada de esto en ningún medio de comunicación?

    ¿Vivimos en un mundo feliz y no me había dado cuenta?

  3. Chesus Says:

    Elvira:
    Soy un ex-trabajador de la expo, y no sé si tu amigo “responsable de uno de los pabellones” estaba bajo los efectos del alcohol y tuvo alucinaciones esa noche. Yo me fui de la Expo a las 3:30, fui de los últimos en salir y nadie arrasó con nada, ni se llevaron objetos de valor, ni la policía cargó contra nadie con porras, ni hubo heridos en los hospitales. Los pabellones llevaban varias horas cerrados, salvo algunos que hicieron fiestas de despedida en las que no se produjeron incidentes.
    Los medios de comunicación no se han hecho eco de esta noticia porque simplemente no pasó. Solo ha ocurrido en tu imaginación anti-expo, en la que estabas deseando que ocurriera una batalla campal, a ser posible con muertos.
    Me parece lamentable que te inventes semejante historia del tipo “uno que conozco me ha contado…” y tengas el valor de publicarla dejando encima un poso de censura mediática.
    Animo, quizás en la próxima Expo tengas suerte y se produzca vandalismo y pillaje. Si no, siempre te puedes dedicar a la literatura, imaginación no te falta, eso sí, por el bien de la sociedad no te dediques al periodismo…

  4. elvira Says:

    Hola Chesús:
    Ya sé que te puede sonar raro eso de “me ha contado un amigo que trabaja en la expo”, pero es precisamente para preservar su anonimato. Lo tengo aquí al lado, y me dice que los incidentes ocurrieron pasadas las 3 de la mañana, al terminar las fiestas privadas en los pabellones. La gente siguió bebiendo y de fiesta, a pesar de que quitaron la música. Al ver que la gente no se quería marchar, y comenzaron a sustraer y a romper cosas de forma incontrolable, los responsables de los pabellones llamaron a la policía. Y ahí se lió la gorda. Es más, acabo de hablar por teléfono con otra persona que presenció los incidentes en uno de los pabellones, aunque no los que sucedieron fuera. Al preguntarles a algunos “destrozadores” que por qué lo estaban haciendo, le dijeron que era una “descarga de adrenalina, después de tres meses trabajando”, también había gente que se sumaba al destrozo pensando que estaba permitido (era tal el caos), y hasta rompieron los váteres de algunos baños. ¿Y no te has preguntado por qué si no al día siguiente, en la fiesta para los voluntarios que tuvo lugar en la Expo, se valló el lugar que ocuparon con policía y antidisturbios?

    Seguramente tú ya hace rato que no estabas en el recinto, así que me parece lamentable que opines sobre algo que no has vivido, y que tengas el valor de referirte a mí de la forma en que lo haces.
    Si sabes leer, mi intención es lamentar profundamente que ocurran semejantes cosas entre personas en teoría civilizadas. Por supuesto, y en esta ocasión, los incidentes tienen poco que ver con la Expo. Lo que sí tiene que ver con la Expo es la censura mediática, que creo denunciable, y por eso lo hago.
    Y sí, mejor para la sociedad que no me dedique al periodismo… ¡¡pero para la sociedad Expoagua!!

    Qué fácil es descalificar a quien no nos gusta lo que dice, qué difícil es pedir disculpas, y qué triste me parece.

  5. Chesus Says:

    Es extraño, al día siguiente de la horda destructiva que tu mencionas, el recinto estaba intacto, algunos pabellones cerrados, en otros comenzaban los trabajos de desmontaje tranquilamente, los kioskos y los puntos de información sin ningún desperfecto. En fin, supongo que dentro de la censura mediática de Expo, una vez ocurrido el vandalismo, esa misma noche meterían en la Expo un montón de trabajadores para que repararan todos los desperfectos, sobornarían a la policía para que no contara a nadie lo sucedido y “eliminarían” a los testigos molestos, posteriormente llamarían a todos los hospitales para que la versión oficial fuera que los heridos se habían autolesionado y borrarían la mente de la gente con un flasheador comprado en “Men in Black” en fin, yo tengo sentado al lado a Fluvi que me dice que nada de eso pasó (uy, se me ha escapado, me había dicho que quería mantener el anonimato) y acabó de hablar por teléfono con Roque Gistau que me lo ha confirmado… toma contraste de información.
    Ahora en serio, cuando yo me fui del recinto no quedarían allí más de 40 ó 50 personas, es cierto que no puedo confirmar lo que hicieron cuando me fui, pero si eso lo traduces como, y cito textualmente “hordas (y no es una metáfora) de trabajadores” y luego dices “ni la policía a porrazo y patada limpia pudo contenerlos” creo que has exagerado deliberadamente lo que te contaron.
    Quieres saber mi opinión, personal y subjetiva por supuesto, a algún grupillo de trabajadores se les subió el alcohol a la cabeza empezarían a dar patadas a alguna papelera o a algún banco, hasta que llegarón un par de policías les agarraron de las orejas y los echaron de la Expo. Fin de la historia, de las hordas de trabajadores incontrolados, de las cargas de los antidisturbios, de los saqueos a la americana y de la censura mediática.
    En cualquier caso, no quiero dejarte por mentirosa, por favor, indícame en qué pabellones se produjeron los desperfectos y los robos y puedo confirmarlo con los jefes de pabellón correspondientes (todavía guardo los teléfonos) si ellos corroboran estos hechos, da por seguro que lo publicaré aquí y te pediré esas disculpas que tan difíciles te parecen.

  6. elvira Says:

    No quiero convertir esto en un culebrón entre tú y yo, pero agradezco tu respuesta. Para empezar, no veo qué tiene de malo la palabra horda. Según la RAE:

    (Del fr. horde, y este del mongol orda; cf. turco ordu, campamento militar).
    1. f. Comunidad de salvajes nómadas.
    2. f. Grupo de gente que obra sin disciplina y con violencia.

    No exagero lo que me han contado, es que me lo han contado así, y son fuentes fiables. Y, lo siento, no te puedo dar los datos que me pides porque las personas implicadas me piden que mantenga su anonimato (todavía están trabajando allí). Lo que te puedo indicar es que me han dicho que seguramente no se va a presentar ninguna denuncia por los robos. Los porrazos ya no sé, porque algunos se los llevaron personas inocentes.

    Si estuviste allí al día siguiente y no viste nada imagino que es porque los destrozos estarían en el interior de los pabellones (cerrados como tú dices), y porque los porrazos no dejan huellas en el espacio.

    Te recomiendo que no te tomes esta información tan a pecho, no sé por qué te importa tanto. Con un poco más de tiempo seguramente saldrán a la luz más testimonios y, si hay algún periodista independiente con tiempo y ganas, se puede indagar más y ofrecer una noticia más trabajada.

  7. Caloggero Says:

    Jau compas,

    soy vecino del Casco Histórico, en concreto de la calle San Braulio.
    La noche del lunes al martes, en torno a las 6 de la mañana, decenas de personas deambulaban por nuestro barrio en busca de garitos.
    A su paso, meadas y vandalismo “a pequeña escala”.
    En concreto, yo salvé uno de los árboles que tanto cuidamos y amamos los vecinos a gritos, ya que una persona, rodeada de al menos 3 más, lo zarandeaba sin ton ni son para arrancarlo.
    No digo que fuera gente de la Expo, por supuesto, pero os puedo asegurar que, salvo “fiesta de guardar”, los lunes por la noche la gente no sale de marcha por el Casco, porque los garitos están cerrados.
    Esa noche, al menos el Plata (según escuché), estaba abierto a esas horas.

    Por cierto, que los vándalos, que no digo que fueran los currelas de la Expo, eran treintañeros pijos vestidos “a lo Zara”. Patéticos, en cualquier caso.

    Chesús, ni tanto ni tan calvo.

  8. ESTA RESACA NO SERÁ TELEVISADA « La Expo desde abajo Says:

    […] noche del fin de fiesta, decenas de trabajadores alcoholizados se lanzaron a la destrucción y el saqueo de varios pabellones, sin que la policía pudiera apenas contenerlos. Algunos afirmaban que era para “liberar […]

  9. Charli Says:

    Hola Elvira!

    Yo apoyo lo que dices, algunos trabajadores me imagino que buscando algo para desahogarse de tanto estress y con la presión del curro se pasaron un poco esa noche, claro esta que no todos los pabellones realizaron fiestas de despedida, sin embargo yo vi uno que otro enfrentamiento entre la policia y polivalentes, a parte de algún tío/a que otro romper grifos, lavabos entre otras cosas. Pero encuentro algo peor que eso y es el maltrato de la expo hacia los trabajadores extranjeros que llegaron de sus paises de origen para hacer de esta expo 2008 lo mas internacional posible, sin embargo ni sacar sus cosas personales de oficina les deja la expo, como si de ladrones se tratara hay que rellenar unos formularios hasta para sacar una caja de carpetas con datos personales, ni siquiera se les entrego un cd con los datos privados de sus ordenadores, al día siguiente de cerrar expo llegaron los tecnicos a arrancalos todos y ni siquiera hubo oportunidad de borrar nada, es decir que si alguien quiere usar esa información privada de algún país podría hacerlo gracias a la desconsideración de la expo hacia el personal extranjero que llego para trabajar a Zaragoza.
    Creo que la Expo salio bien gracias a todos, tanto los de fuera como los de aquí y si se ocultan sucesos y acontecimientos internos sera por miedo a las criticas políticas, pero en los tres meses que duro la expo hubo tomate y de todo un poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: