ESTA RESACA NO SERÁ TELEVISADA

Elvira Lozano / Diagonal Aragón

Foto: Elvira Lozano / Terraza del edificio Ebro-5

De todas las reflexiones que suscita la recién finiquitada Expo, una de las más interesantes y perturbadoras es la que se refiere a la construcción de la realidad orquestada por los medios de comunicación de masas. Resulta impactante que la prensa afirme que “no ha habido incidentes importantes” durante la muestra, precisamente después de un encuentro del delegado del Gobierno con los medios al día siguiente de graves incidentes en el recinto tras la fiesta fin de Expo.

Lo acontecido el domingo 14, pasadas las 3 de la madrugada, supone una lección amarga y elocuente sobre muchos aspectos de la condición humana y del sistema económico y social en que vivimos. La Expo en sí ha sido toda una lección de antropología, manipulación de masas y socioeconomía. Casi todo menos ecología (enmascarada en una estructura demasiado poderosa y demasiado perversa).

La noche del fin de fiesta, decenas de trabajadores alcoholizados se lanzaron a la destrucción y el saqueo de varios pabellones, sin que la policía pudiera apenas contenerlos. Algunos afirmaban que era para “liberar adrenalina, tras los meses de trabajo”. Es posible interpretar semejante forma de desahogo, carente de los escrúpulos más elementales, teniendo en cuenta las pésimas condiciones laborales que han sufrido muchos de ellos, y el contraste con el entorno lujoso en que se desarrollaba su labor. También es posible interpretar que, una vez más, los medios de comunicación ocultan realidades que enturbian la visión feliz que es preciso transmitir a toda costa. No se trata ya de informar, sino de construir un escenario previamente diseñado.

Otro de los hechos más llamativos de toda la Expo han sido las inmensas colas y las horas de espera para acceder a pabellones con contenidos cuyo atractivo no justificaba semejante sacrificio. Nuevamente, el poder de la publicidad, de la persuasión: el éxito se mide por la capacidad de convencer, no por la calidad de lo ofrecido. Las exposiciones ya no atraen visitantes: son macroeventos que atraen consumidores.

Pero este tipo de visiones pasarán inevitablemente desapercibidas. Las reflexiones más interesantes en torno a esta Expo extinguida nunca aparecerán en sus televisores. Y así, seguiremos leyendo, camuflados como noticias, los anuncios de los próximos acontecimientos que la ciudad debe aspirar a organizar, porque sí, porque serán un éxito como esta Expo, porque su lema lo repetirán hasta la saciedad, y los lemas son bonitos. Como esa Expo de la Horticultura que trama el alcalde Belloch para 2014. Una broma disfrazada de titular.

Anuncios

5 comentarios to “ESTA RESACA NO SERÁ TELEVISADA”

  1. Charli Says:

    Buenas!

    La expo tal cual se nos presenta, solo los que la han vivido o mal vivido desde dentro conocemos todos los cotilleos y realidades que sucedieron sin que la prensa o los medios lograran publicar nada que pudiera empañar la muestra internacional. Lo sucedido el 14 despues de las fiestas privadas es una cosa mas, lo que nadie cuenta es que en la expo hubo otras fiestas privadas donde intervino la policia y hubo despidos de trabajadores como consecuencia de pedir las identificaciones, encontrandose trabajadores de expo pasandoselo bien. Luego nos encontramos con que a mitad de la expo se pusieron a controlar mas los accesos de puertas tanto de entradas como de salidas, tanto asi que se me comento que se clonaban las acreditaciones y por eso no me podían entregar una cinta nueva para colgar la mia (gastada por el uso), también es incomprensible que los accesos para acreditados en las puertas, solo hayan destinado una de las salidas/entradas y de una forma poco educada se trataba a personalidades extranjeras que venían a dar alguna conferencia como visitantes y mas de una vez de forma desconsiderada y despreciativa.
    Para terminar quisiera añadir que la sensación de la expo fue algo especial, ya que muchos de nosotros/as veiamos la diferencia entre lo que sucedía en la ciudad y alrededores y lo que pasaba dentro del recinto expo, dos mundos completamente distintos. Si de algo me puedo sentir satisfecho es de los buenos amigos y amigas que encontre en estos meses de trabajo y que gracias a todos ellos se pudo llevar lo mejor posible tantos dias trabajando sin parar. Lo que haya sucedido el último día en la madrugada solo deja ver lo quemados que estaban muchos de los polivalentes y la misma seguridad de la expo, pero no se puede negar la evidencia cuando todos observamos las vallas de seguridad el día 15, para no acceder a todo el recinto en la cena de despedida.
    Un abrazo para todos/as

  2. Marta Says:

    Y algo que me han comentado… ¿es cierto que hubo una serie de heridos en la misma noche de clausura a consecuencia de la caída entre el público de las carcasas de los cohetes que se usaron?

    Es que me lo ha comentado gente de absoluta confianza (incluso una amiga que trabajó en urgencias del Servet esa noche), pero no leo nada en prensa…

    Gracias.

  3. wislawa Says:

    Pues respecto a los incidentes post-fiesta, lo único que he visto en prensa es un texto bastante flipante. Aparece en la sección editorial del Periódico de Aragón, pág 8, del 17 de septiembre, en la columna El Confidencial. Transcribo:

    “A martillazos en el pabellón de Polonia

    De entre las muchas maneras que existen para reducir el estrés hay una que parece muy eficaz: emprenderla a mamporros. Es lo que hicieron la madrugada del lunes los responsables y trabajadores del pabellón de Polonia en la Expo, una vez terminada la estupenda fiesta que organizaron y disfrutaron. La cosa fue de martillos, porque a martillazo limpio echaron abajo las paredes de pladur del recinto y otros elementos decorativos. El destrozo formaba parte del trabajo, pues dejaron el pabellón prácticamente listo para el barrido.”

    ¿Bajo qué trastorno mental se ha escrito este texto? Ahora resulta que la gente se pone a desmontar los pabellones a las 3 de la mañana y es super normal, y encima a martillazos en el recinto donde se está celebrando una fiesta. Y claro, para desmontar el pladur hay que darle mamporros. Yo cada vez entiendo menos.

  4. TheClic Says:

    Se acabó el engendro y en su caída arrastra todo lo que había sido Zaragoza; ya nunca más la ciudad, la comunidad víctima del olvido de Madrid. Nunca más el romanticismo del polvo, tierra, viento y sol. Zaragoza, Aragón, son víctimas a partir de ahora de su propia estupidez, de su propio amor por el mal gusto, por la baturrada. De su propia y dramática ausencia de cultura. De su gusto por la manipulación informativa, del chauvinismo llevado al límite, al ridículo. De la inexistencia del más mínimo espíritu crítico. Del peor cerrazón provinciano.

    Ante el robo y expolio de las arcas municipales, ante las derivas absurdas y megalómanas de sus políticos, ante la malversación de fondos públicos a manos privadas, ante la corrupción y el pelotazo urbanístico llevado a su máximo extremo, ante el uso de la ecología y lo sostenible del modo más hipócrita, falso y burdo, ante la chapuza, ante los ataques al Ebro… ante todas estas y más cosas la ciudadanía zaragozana se ha dejado llevar como borregos sonrientes y felices. La resistencia ha sido anecdótica, algo exótico que sin embargo se ha perseguido y censurado. Por los perros, por el pastor, y lo que es peor, por los propios borregos rientes.

    Zaragoza ha mostrado su peor cara, una que nunca debió tener. Se ha manchado tanto, que es difícil imaginar cómo puede llegar a lavarse. Más aún; ya no es ella. Es un lugar nuevo al que mirar desde una prudente distancia. Expogoza, quizá. O Ciudad Belloch. Nunca más Zaragoza. La herida llega tan hondo que aún se duda si Zaragoza existió alguna vez, o fue el sueño de unos pocos. Quizá Zaragoza siempre fue Expogoza. Pero no lo sabíamos.

    En la ciudad ya sólo sueña una insignificante minoría. La Zaragoza ensoñada ya no puede ser verdad. La verdad se llama Expogoza.

  5. inocente Says:

    ya veo que hay mucho resentido y con opiniones formadas y formuladas fuese como fuese la expo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: